jueves, 15 de febrero de 2018

Y los culpables de la corrupción en el Transporte Público


  • En los últimos dos sexenios se entregaron casi 70 mil concesiones
  •   Con Fidel Herrera se sumaron 26,304 y con Javier Duarte 30,177
  • El último día de gobierno se autorizaron 2,527 concesiones

Por Miguel Ángel Cristiani G.
Al dar a conocer los resultados en el avance del Programa de Reordenamiento y Regularización del Transporte Público, el gobernador del estado Miguel Ángel Yunes Linares precisó, con cifras y números a detalle, la escandalosa corrupción que se llevó a cabo hasta el último día, en las pasadas administraciones, con la expedición de las concesiones y juegos de placas para taxis en toda la entidad.
La reunión-conferencia, se efectuó en el Foro de Boca del Río, en donde se dio un reporte del programa de regularización del transporte público y no en el WTC de Boca en donde hasta ahora se venían haciendo todo tipo de reuniones, pero al parecer ahora se tratará llevar a las reuniones al recién construido.
Al hacer un comentario -como ya casi es costumbre- habló de la situación en que se encontró al inicio de su administración, “en donde había un total descontrol, mal servicio, anarquía, competencia desleal, unidades piratas no registradas, invasión de jurisdicciones en el transporte público, la autoridad rebasada, incapaz de identificar la identidad de los concesionarios y en consecuencia de quienes conducían las unidades.
Una gran cantidad de unidades circulaban sin placas, lo que generaba una desconfianza justificada por parte de los usuarios.”
Tan solo en los últimos dos sexenios, creció el número de autorizaciones para prestar el servicio de transporte público en casi 70 mil (69,281 casos de concesiones) al pasar de 33,790 a 106,311 equivalente al triple de las unidades que existían doce años antes.
Las autorizaciones se cuadruplicaron en esos dos sexenios, al pasar de 19,070 en el año 2004 a 80, 846 en noviembre de 2016.
Esto es una evidencia de la corrupción y deterioro en el servicio, que se derivó no de una necesidad de mayores vehículos de transporte público, sino de otro tipo de intereses, no necesariamente intereses legales. Esto propició además que el transporte público se utilizara en algunos casos para cometer delitos.
El incremento en el número de concesiones de taxis en los últimos dos sexenios fue de 477 por ciento, mientras la población creció en el mismo lapso en un 20.42 por ciento, contra casi 500 por ciento de incremento en el número de taxis.
Para dimensionar este problema, recordó que al finalizar el gobierno del licenciado Patricio Chirinos -en donde él fue secretario de gobierno- había en todo el estado 17,472 vehículos de transporte público, en esos años se llevó a cabo un programa similar al que se está llevando a cabo en este momento.
Al terminar el régimen del licenciado Miguel Alemán, esta cifra se había incrementado en 5,788 vehículos más un 7 %; durante el gobierno de Fidel Herrera se sumaron 26,304 concesiones y durante el gobierno de Javier Duarte 30,177.
En los últimos 108 días del gobierno de Javier Duarte, se autorizaron 6,625 concesiones, 61 concesiones diarias, el último día de gobierno -el 30 de noviembre de 2016- siendo gobernador interino Flavino Ríos Alvarado, se autorizaron 2,527 concesiones.
Esto quiere decir que, por cada hora laborable, en el último día de gobierno emitieron 252 concesiones, por minuto del último día de la administración, se emitieron 4.2 concesiones.
Esto que nos dice, que las concesiones eran realmente un negocio ilícito, que eran una delas muchas fuentes de corrupción que había en el gobierno anterior, que no les importaba en absoluto dar o no dar un buen servicio a los ciudadanos, que no les importaba tampoco si las concesiones iban a caer en manos de delincuentes o de quien fuera, que mucho menos les importaba si dar miles de concesiones iba a provocar un colapso de los servidores públicos de taxis, porque la competencia desleal que se generó, provocó que hoy muchos taxistas en mala situación económica”.
Así las cosas, nos comenta Pancho López el filósofo de mi pueblo -que no es abogado, por cierto- que si ya se tiene documentado hasta minuto a minuto el escandaloso reparto de concesiones, que al final de cuentas resultó un mega acto de corrupción, porque hasta la fecha no se ha procedido en contra de quienes seguramente cometieron una serie de delitos, al actuar como actuaron y que se sepa, no hay ni siquiera una acusación en su contra, aunque los señalamientos de la corrupción son públicos y notorios.
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G. 
En Twitter: @bitacoraveracru


No hay comentarios:

Publicar un comentario