domingo, 15 de junio de 2014

Catemaco sufre la peor crisis en su historia





 Por Miguel Angel Cristiani Glez.

El municipio de Catemaco vive hoy en día la mayor crisis en los últimos años, luego de que una de sus principales fuentes de ingresos económicos, la del turismo, ha venido sufriendo una estrepitosa caída, que se ve reflejada en una notoria falta de visitantes, hacia uno de los lugares más bellos y que alguna vez fue uno de los principales atractivos dentro del estado de Veracruz.

Los restaurantes se encuentran vacíos, sin clientes a quienes atender, las únicas dos mesas ocupadas, en una está un grupo de jaraneros y en la otra están sentados los meseros esperando la llegada de algún turista.

La misma escena se repite a lo largo de todo el malecón, en un recorrido se observa que toda la infraestructura restaurantera está paralizada, por lo que algunos de los dueños aprovechan para pintar sus establecimientos.

Lo mismo ocurre con los hoteles, que tratan de captar desde la entrada al pueblo a los posibles huéspedes, hasta en una motocicleta van siguiendo a los conductores que llegan de otra ciudad, para ofrecer llevarlos a su negocio.

Los comercios de subvenir y recuerditos, también viven esa crisis por falta de turismo.

Las lanchas para recorrer la laguna, visitar la isla de los changos y Nanciyaga, en donde antes había que hacer fila para ocupar un asiento, ahora están sin un alma, todas vacías.

Desde dos cuadras de distancia del malecón, los lancheros están tratando de conseguir a los posibles paseantes..”.una vuelta por la laguna...ya va a salir una colectiva”...pero ni así.

En la puerta de su local  de playeras, short y llaveros, Jorge -quien prefiere no dar su verdadero nombre por temor a alguna represaría- nos invita a preguntar por alguno de sus artículos, pero en cambio, nosotros lo cuestionamos sobre la situación que es evidente, a lo que nos responde:

_ Esto cada vez está peor, falta hacer promoción para atraer visitantes, lo de la isla de los monos ya no es suficiente, hay que dar a conocer otros de los muchos atractivos que se tienen, pero que no se difunden.

_ El encuentro de brujos es solamente un fin de semana, pero nosotros tenemos que trabajar y vivir los 365 días del año.

-     Desgraciadamente, nuestras autoridades ya se encerraron en sus despachos, atrás del escritorio, disfrutando del aire acondicionado, viendo el mundial por televisión, están más preocupadas en hacer grilla, para tratar de que queden sus candidatos a las diputaciones, que por atender los problemas que vivimos los habitantes del municipio.

-     Ahora sí, que ni una limpia de los brujos de Catemaco, puede lograr que el turismo llegue de nuevo, mientras el problema no sea atendido, la crisis seguirá agudizándose cada vez más.

Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx   
En Twitter: @bitacoraveracru  
En Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

   

1 comentario:

  1. Las causas que originan esta situación son ocasionadas por los mismos catemaqueños quienes llevan años sembrando abusos y embustes contra los turistas. Tienen además la mala costumbre de imitar todo lo que ven medianamente exitoso que hacen otros ya que nadie es capaz de discurrir sus propias ideas y ponerlas en práctica.
    Los buitres de las motos que están en las entradas (todos comandados por una sola persona) persiguen y arrastran al turismo a sitios donde les dan parte de lo que logren despojar a los turistas que lleven. Absolutamente todo allí tiene un precio, y será reverenciado aquel que logre estafar al visitante con un monto mayor al de los demás.
    Las lanchas: eso es de los principales problemas en Catemaco hace muchos años alguien inició esto, le fue bien y… a copiar todos los que pudieron. Ahora son miles y ni la mitad logra hacer un viaje. Las lanchas son la principal fuente de empleo en Catemaco y principal fuente de estafa y de trabajadores sin un solo beneficio de ninguna especie, sin prestaciones, sin quien los represente ni nada. Basta que a cualquiera de los propietarios de lanchas le llegue alguien que le agrade más, para que despidan al lanchero que la maneja sin recibir un solo centavo, y muchos de ellos tras años de trabajar para ellos. Un asunto triste de esos ingresos que perciben los lancheros es que ese dinero va a parar casi en su totalidad a las cantinas, y es allí donde radica el peor problema de Catemaco.
    Los brujos: Desde aquella convención en 1970 que organizara Gonzalo Aguirre la brujería es lo que dio fama nacional e internacional a Catemaco y lo que terminó por destruirlo. La enorme fortuna que consiguieron amasar algunos codiciosos usureros con la brujería estimuló a miles a hacer lo mismo (¿ya había yo dicho que en Catemaco son copiones?) ahora son verdaderos artífices del engaño y la rapiña.
    Si uno le da empleo a un Catemaqueño, indudablemente cumplirá con el trabajo encomendado en tanto no empiece a tener síndrome de abstinencia, en cuyo caso destripará en el acto sin mediar absolutamente ninguna explicación; simplemente desaparecen. Y además hay que saber que siempre habrá algunas salvedades.
    1.-No hará absolutamente ningún trabajo que no se haya acordado previamente.
    2.-Es menester evitar a toda costa que se consiga un teléfono portátil, so pena de no cumplir con su cometido.

    ResponderEliminar