lunes, 22 de enero de 2018

Los indecisos electorales

Por Miguel Angel Cristiani G.
Resulta interesante analizar los resultados de la encuesta elaborada el pasado 16 de enero por José Carlos Campos Riojas, quien hizo la pregunta ya clásica ¿si hoy fueran las elecciones para gobernador en el estado de Veracruz, por qué partido o candidato votaría usted?
Por principio de cuentas, en los resultados se observa que, del 31 de diciembre al 15 de enero, en que se viene desarrollando la campaña de los aspirantes a la gubernatura, Cuitláhuac García de la alianza Morena-PES-PT pasó del 26.2% al 30.1%, es decir tuvo un aumento de cuatro por ciento.
En segundo lugar se coloca a Miguel Angel Yunes Márquez de la alianza PAN-PRD-MC con 28.6% con casi dos puntos porcentuales por debajo.
En tercer lugar, se ubica a José Yunes Zorrilla de la alianza PRI-Verde-PANAL que se mantiene casi igual pues inicia con 14.0% y no alcanza a subir ni un punto porcentual con 14.9%
Otro dato interesante en los resultados de la encuesta es que los llamados electores indecisos, que en diciembre sumaban el 23.3% bajó a 19.1% lo que significa que ya pasaron a tomar una decisión.
De cualquier manera, la cifra de casi el 20% de los consultados no ha decidido aún, es muy reveladora también, porque significa que todavía están en posibilidades de inclinar la balanza hacia un determinado candidato.
Todo depende entonces, de las estrategias y los resultados en las campañas que aunque se supone son para convencer a los miembros de su partido, porque todavía no son candidatos formales, tengan una mayor penetración entre la población.
Así las cosas, según el encuestador José Carlos Campos Rojas si hoy fueran las elecciones para gobernador de Veracruz, el candidato de Morena ganaría por poco menos de dos puntos porcentuales sobre el segundo lugar.
Pero hay que tener encuesta también que hay un casi 20% de los encuestados que se declararon como indecisos, sobre por cual candidato votarán y que en un momento dado pueden ser el factor determinante.
Por eso es que aunque oficialmente todavía no se inician las campañas electorales abiertas hacia toda la población y que hasta ahora solamente pueden interactuar con militantes de su partido para convencerlos de que voten por ellos para ser confirmados como candidatos, se considera que una vez que sean ungidos por las respectivas alianzas partidistas, se intensifiquen las estrategias de penetración para lograr influir en ese 20 por ciento de los votantes que todavía permanecen indecisos.
Lo cierto es que hasta ahora, las campañas de los candidatos a gobernador, no han tenido el impacto que debieran, en buena medida, porque se han visto opacadas por los pleitos y dimes y diretes de algunos de los protagonistas políticos en la entidad.
Tratando de ser diferentes y originales, caen en lo que más se parece a una rutina de comediantes de televisión, que más que convencer, buscan hacer reír a quienes reciben sus mensajes.
Por otra parte, dada la importancia que tiene el estado de Veracruz por el número de votantes que tiene, más de seis millones, la entidad ha sido tomada como escenario de prácticamente todos los candidatos a la presidencia de la república, lo que también hace que los candidatos locales a la gubernatura, sean relegados en las publicaciones en los medios.
Hay que reconocer que prácticamente todos los candidatos a la gubernatura, cuentan a estas alturas del partido, con respectivos equipos de comunicación, que les van cubriendo con imágenes y boletines sus actividades.
Pero esos materiales en su mayoría no alcanzan a ser difundidos, ya que al final de cuentas se trata de publicidad política, que para las empresas de comunicación, es considerada como un producto comercial que debe de ser pagado.
A eso se debe, que los candidatos y sus propuestas, no alcancen la difusión que debieran entre la población y en consecuencia, no logren tampoco modificar significativamente las preferencias entre los electores.
Preferencias que todavía son muy pobres para considerarse como definitivas de un triunfo, como lo demuestra el hecho de que todavía el 20 por ciento de la población electoral no ha decidido por quién votará el próximo 1 de julio.
Se pregunta Pancho López el filósofo de mi pueblo, si los candidatos a la gubernatura ya se habrán dado cuenta de que, para obtener resultados diferentes, tienen que hacer, decir y hacer también cosas y propuestas diferentes.
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G. 
En Twitter: @bitacoraveracru


viernes, 19 de enero de 2018

Laboratorio electoral en el norte del estado

Por Miguel Angel Cristiani G.
Nos comentan nuestros amigos del norte del estado, que el distrito de Tantoyuca podría ser utilizado como laboratorio de pruebas, para replicarlo en otras partes, con el propósito de mantener el control político en las próximas elecciones del primero de julio.
Todo se maneja a través de apoyos, oficiales y de manera particular también.
Ponen como ejemplo el caso de algunas comunicades que no cuentan con el servicio de agua potable, por lo que tienen que ser enviadas pipas para surtirles el vital líquido, pero ahora ya no están llegando a abastecerles, y la respuesta es “porque votaron por el otro candidato en la pasada elección municipal”.
En la región, se acostumbra, debido a que no existe un servicio de transporte rural, que algunos de los ganaderos que llevan a la cabecera municipal todos los días la leche y queso, les den el aventón, a quienes se lo solicitaban en la carretera. Pero ahora ya no lo hacen, y el argumento es el mismo: porque votaron en contra en la pasada elección.
Nos explican que para nadie es desconocido que Joaquín Guzmán, secretario de Desarrollo Agropecuario, Rural, Pesca y Alimentación del estado impulsa la carrera de su hijo desde la Presidencia municipal de Tantoyuca, la cual será presidida por su hermano y no bastándole también desde la SEDARPA.
El hijo de Joaquín Guzmán es el actual candidato a la diputación local y hasta hace unos días despachaba como delegado de la Sedesol Estatal en Tantoyuca, la dependencia encargada de repartir apoyo y despensas para combatir la pobreza.
Aseguran que el secretario Joaquín Guzmán a su más puro estilo de cacique, sigue aprovechándose para lucrar con los más necesitados, en esta ocasión, con el Programa de la FAO denominado PESA "Programa Estratégico de Seguridad Alimentaria" para proyectos de traspatio y paquetes tecnológicos a familias de escasos recursos, para muestra del listado de regiones propuestas por el secretario de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural, Pesca y Alimentación SEDARPA, en donde 3 regiones pertenecen casualmente al distrito 2 electoral, el cual la familia Guzmán Avilés tienen presencia.
A cada despacho beneficiado por Joaquín Guzmán se le otorga es un presupuesto de 1 millón 800 mil pesos para “operar” el programa.
En contraste, a principio de año, campesinos de tres municipios hicieron un plantón en las puertas de la SEDARPA en Xalapa, para exigir el pago de facturas correspondientes al mes de julio del año pasado, por un monto de ocho millones de pesos, para 36 productores que deberían de ser entregados para proyectos en agricultura, ganadería y equipamiento.
Campesinos de los municipios de Atzalan, Juchique de Ferrer y Emiliano Zapata compraron productos para el campo y los facturaron para la SEDARPA y cuando acudieron a solicitar el pago les dijeron que no había dinero.
Temen que les pase lo mismo que en la pasada administración gubernamental de Javier Duarte de Ochoa en que solicitaron apoyos para proyectos productivos, fueron engañados, porque les solicitaron también que anexaran las facturas, se tomaron hasta la foto, pero nunca les pagaron, por lo que tienen el temor de que ahora pase lo mismo.
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G. 
En Twitter: @bitacoraveracru



jueves, 18 de enero de 2018

Las campañas y los candidatos a gobernador

Por Miguel Angel Cristiani G.
Para quienes piensan que los precandidatos a gobernador del estado de Veracruz todavía no logran convencer a la ciudadanía de quien es la mejor opción, de que como se dice en el lenguaje político “no levantan”, hay que recordarles que aún no se inician las campañas abiertas, se supone que ahora están en el período de convencimiento a los militantes de sus respectivos partidos y alianzas para que los elijan primero como sus candidatos oficialmente.
Aunque en los hechos, al no tener un adversario en la competencia interna, prácticamente ya están definidos los que será los candidatos oficiales.
Se supone y es de esperarse que cuando sean ungidos candidatos, comiencen las campañas con todo, porque hasta ahora hay que decirlo también, se han visto muy pobres todos.
Cuitláhuac García hace su campaña montado a la sombra de los recorridos que realiza el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador, quien como es de esperarse, atrae toda la atención de los seguidores del partido de MORENA y a Cui solo le queda salir detrás en las fotos.
Pero no hay que confiarse en que el líder moral de MORENA -según los resultados de las encuestas publicadas- vaya encabezando las preferencias de los electorales y que por ende también tienen asegurado el triunfo en la gubernatura.
Porque también en la alianza del PAN-PRD de Miguel Angel Yunes Márquez están trabajando sigilosamente, calladitos, para construir una red de apoyos en todos los municipios, en donde se les advierte que cooperan o se atienen a las consecuencias.
En el caso del candidato del PRI, Pepe Yunes Zorrilla según algunos analistas, se está esperando que inicie el período de la campaña abierta a toda la población y no solo la dirigida a los militantes de su partido, para que también metan el acelerador a fondo para remontar en las preferencias electorales.
Porque se ha dicho también, que a nivel federal tienen muy claro el hecho, de que el partido que gane las elecciones en el Estado de Veracruz, podrá ganar también la presidencia de la república.
De ahí que se espera que una vez que inicie la campaña dirigida a toda la población de votantes, también le lleguen al abanderado del PRI todos los apoyos y respaldos que se requieren para alcanzar el triunfo.
Porque está bien visto que las elecciones se ganan con recursos, como bien apuntaba algún político experimentado, tratándose de conseguir los votos, nada es caro, todo lo que se invierta en la campaña deberá de dar resultados.
Por eso se espera que en el período que duren las campañas de promoción al voto, los candidatos y sus partidos comiencen también a mover los recursos millonarios de que deben de disponer.
Con el inicio de las campañas ya de manera formal de los candidatos, también podrán presentar sus propuestas de solución a los problemas que aquejan a los veracruzanos y se supone que quien tenga las mejores opciones tendrá también el voto mayoritario.
No hay que dejar de atender al llamado voto de castigo, que representa el descontento de la ciudadanía hacia las autoridades en el poder y que en un momento dado pueden servir para protestar por la forma de actuar de los miembros de un partido.
Los problemas que enfrentan día a día los veracruzanos ahí están, persisten y en algunos casos no solo no han disminuido, sino que por el contrario van en aumento, ese factor podrá ser determinante en el resultado de la elección de gobernador del estado.
Por eso es que es muy importante, conocer y difundir adecuadamente, las propuestas de solución que cada uno de los candidatos deberá presentar para convencer, de que tienen no solo la experiencia, sino la capacidad para enfrentarlos y resolverlos.
Al final de cuentas, será una elección de tres candidatos Cuitláhuac García, Miguel Angel Yunes Jr. y Pepe Yunes Zorrilla, y como bien dice Pancho López el filósofo de mi pueblo, habrá que ver de que cuero salen más correas.
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G. 
En Twitter: @bitacoraveracru

miércoles, 17 de enero de 2018

El peso de la iglesia en las elecciones

Por Miguel Angel Cristiani G.
Uno de los factores de peso real que pueden influir en los resultados de las elecciones de este año, es el de la participación de la iglesia católica, por la gran influencia que tienen entre los millones de feligreses que acuden a las iglesias en toda la entidad veracruzana.
Aunque en la Constitución General de la República y las leyes respectivas se establece que las iglesias y sus miembros no pueden participar en política, induciendo a la ciudadanía a votar por determinado partido o candidato, ya sea desde la mismísima presidencia de la república, gubernatura, senado o diputaciones, lo cierto es que al final de cuentas si tienen una fuerte influencia al poder favorecer o inducir la participación ciudadana.
Hay que aclarar que en ningún momento se va a escuchar a un sacerdote que desde el púlpito haga un llamado a los cristianos a que voten por determinado partido o candidato, -eso no está permitido por ninguna legislación- pero lo que sí se puede hacer y estar permitido por las leyes y normas tanto políticas como eclesiásticas es invitar a los ciudadanos a que participen, que acudan a depositar su voto, por el candidato o la fórmula que consideren la mejor.
Lo que sí pueden hacer y de hecho forma parte del llamado Derecho Canónico, es el exhortarlos a que analicen las propuestas, las ideas, las conductas y hasta los antecedentes de los candidatos, para luego, con toda libertad, acudir a sufragar en las elecciones.
Así se ha hecho desde siempre y por ello es que muchos candidatos -primero y después en el ejercicio del poder- se acercan a los dirigentes de la iglesia católica para presentarles sus ideas y programas en busca de lograr su apoyo.
Ahora en este proceso electoral, no será la excepción, pues se sabe que algunos de los candidatos ya se han entrevistado con las máximas autoridades eclesiásticas en la entidad, para platicar y comentar sus propuestas. Hasta ahí nada más.
La participación de la iglesia católica ha sido un factor muy importante, al motivar a los y las ciudadanas a que acudan a votar el día de las elecciones, que casualmente son los domingos y el día en que los feligreses acuden a escuchar misa.
Tan es importante la participación de la iglesia católica, que, en el pasado proceso electoral para elegir al gobernador del estado, el Partido Revolucionario Institucional presentó una denuncia porque supuestamente se había apoyado a otro partido, lo cual cuando fue analizado en los tribunales electorales, se desechó por absurdo de los argumentos.
Porque no es lo mismo decir que acudan a votar, que analicen, estudien y luego decidan su participación en las urnas, lo cual está permitido por la ley y por lo tanto es legal, a que se hubiera inducido a votar por determinada persona o candidato.
De cualquier manera, se tiene mucho cuidado en los mensajes que se dirigen a los parroquianos, porque ahora con los teléfonos celulares, cualquier irregularidad puede ser documentada y utilizada por la oposición.
Nos comentan los conocedores del llamado Derecho Canónico, que inclusive es una obligación el motivar a la ciudadanía para que conozca, se documente y decida participar en el proceso electoral, porque al final de cuentas, se trata de buscar el bienestar colectivo, seleccionando a las mejores autoridades.
Hay que recordar que el Derecho Canónico, es el nombre del orden y disciplina, estructuras, normas y procedimientos de la Iglesia Católica.
 La Iglesia Católica tiene dos Códigos: uno para la Iglesia Latina y otro para la Iglesia Católica Oriental. ¿Qué es un Código? Un "código" es una recopilación de todas las leyes en un solo volumen.
La Iglesia Católica, como institución religiosa y política, crea su propio derecho y actúa conforme a normas jurídicas en sus relaciones con los diversos estados en todo el mundo. Como comunidad religiosa universal, sus preceptos se extienden a los fieles de todo el orbe, sin limitaciones de orden territorial.
Por lo anterior, nadie se debe de espantar, si en las próximas fechas, en la medida que se aproxime el 1 de julio, domingo de las elecciones y de ir a escuchar misa, se refiere el tema de la participación de la ciudadanía, sin cargar la balanza hacia determinado candidato, partido o alianza, pero definitivamente promoviendo la afluencia de los veracruzanos a sufragar por quien o quienes se considere la mejor opción.
Pregunta Pancho López el filósofo de mi pueblo: ¿Quién de los aspirantes a la gubernatura, es el que ya se entrevistó esta semana con la jerarquía de la iglesia católica en la entidad?
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G. 
En Twitter: @bitacoraveracru


martes, 16 de enero de 2018

El liderazgo político

Por Miguel Angel Cristiani G.
Ahora que recién comienzan las administraciones municipales en el Estado de Veracruz y que nos encontramos en pleno proceso electoral para elegir desde el mismísimo presidente de la república, senadores, diputados locales y federales, resulta interesante referirnos a las características que deben de reunir quienes pretendan convertirse en líderes políticos en nuestros días.
Esos puntos característicos son los que deberían de tener como determinantes en su manera de actuar y de ser en todo momento, no solamente cuando andan en campaña en busca del voto, sino también cuando ya se encuentran disfrutando del poder público.
Uno de esas características que deberán procurar quienes busquen obtener un liderazgo político, es el de la credibilidad, que desafortunadamente por el mal uso que se ha hecho, ahora ya casi nadie cree en los “lideres” y mucho menos en sus promesas de campaña.
Los expertos han dicho que la credibilidad es la cualidad más importante para un líder, ya que desafortunadamente en la actualidad el descrédito que se vive sólo podrá superarse gracias a ellos mismos.
En Norteamérica, Barack Obama consiguió crear esta credibilidad haciendo del “yes, we can” toda una declaración de Estado. Haciendo a los americanos conscientes de que si algo se proponían podría hacerse realidad. Si hoy en día preguntásemos si el presidente americano es un líder nato, la respuesta estaría condicionada, como no, por los resultados, pero la perspectiva histórica debe servir para juzgar las conductas en cada momento y en 2008 Obama, sin duda, era el líder, el reflejo de toda una Nación bajo un patrón común.
 Otra característica del liderazgo político es la firmeza. La política no es terreno para pusilánimes y mucho menos en tiempos de crisis. Ver dudar a un oficial en el campo de batalla es un anticipo de un fracaso seguro y en un espacio, el de la política, en el que valores son el combustible de una máquina diseñada para gobernar, la firmeza, y la resolución son cualidades que proporcionan seguridad a los ciudadanos.
 Esta cualidad, es esencial en tiempos de crisis, está precisamente ausente del discurso y del relato político occidental actual. Winston Churchill es, quizá, el principal representante de este valor. Su determinación en la lucha de un pueblo contra la barbarie le llevó precisamente a ejercer su liderazgo desde la firmeza.
La autoridad. Distingámoslo de la firmeza, puesto que, mientras que la primera se refiere a la imposición y la previsibilidad del yo, la autoridad se ejerce frente al resto. También es conveniente diferenciarla del autoritarismo que convierte al líder político en un caudillo local, en una persona que pierde la referencia del partido para convertir la política en él mismo.
En este caso, la gran mayoría de caudillos políticos se dan en el ámbito local donde confluyen la cercanía de la acción política con la comunicación directa con el ciudadano. Rudolph Giuliani, el emérito alcalde de Nueva York que lideró la recuperación de la ciudad frente al vandalismo supo marcar la distinción entre el líder y el caudillo preservando en todo momento la búsqueda del bien común.
Muy importante también es la característica de la honestidad. El líder político necesita, al igual que el mando en el Ejército, ser honesto con sus votantes, con los ciudadanos.
Otra característica que se debe de tener presente es la convicción. El líder político actúa conforme al diálogo, no a la imposición. Su autoridad en este sentido es más moral que ejecutiva porque realmente convence tanto a sus seguidores como incluso a sus adversarios. Muhatma Gandhi es el símbolo perfecto de esta cualidad. Su simple influencia moral le bastó para derrotar a un imperio basando su victoria en principios irreductibles frente al autoritarismo.
Finalmente, el líder político debe de tener empatía. A menudo observamos cómo los políticos se asemejan cada vez más actores del Club de la Comedia en sus mítines. No se trata de eso, ni de ser simplemente gracioso. Se trata de empatizar con aquellos ciudadanos que, a pesar de no estar pasando por una buena situación, consiguen llamar su atención y visualizarse como la solución a ese problema.
Esta característica es quizá la más etérea del liderazgo político, pero, sin duda, es la más importante en el siglo de lo audiovisual, de lo inmediato, de lo intangible. Hay quienes aseguran que a John Fitzgerald Kennedy simplemente le bastaba un gesto, una mirada para transmitir una idea, pero también era capaz de captar los sentimientos de sus ciudadanos y convertirlos en su trabajo: la política.
Así las cosas, nuestro amigo Pancho López el filósofo de mi pueblo nos pregunta cuantos de los políticos en la actualidad pueden ser considerados como auténticos líderes, si les aplicamos una prueba de las características que deben de reunir en su actuar diario.
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G. 
En Twitter: @bitacoraveracru