miércoles, 1 de marzo de 2017

Pruebas de capacidad política en el Congreso

Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez
La reestructuración de la deuda del estado de Veracruz es un tema de la mayor importancia, que en caso de no ser resuelta de manera inmediata, podría llevar a una peor crisis económica de la que ya estamos viviendo, porque se tendrían que dejar de pagar sueldos y prestaciones a los empleados de distintas dependencias y prácticamente se llegaría a colapsar la entidad.
De ese tamaño es el problema, de ahí la necesidad de que, a la brevedad posible, los diputados y las diputadas del Congreso Estatal, se pongan de acuerdo, analicen y dialoguen todo lo que sea necesario, para que vuelva a ser agendada la famosa reestructuración, que este martes tuvo que ser regresada a la comisión de Hacienda del Estado, para volver a ser presentada en una próxima sesión, luego de que no se logró un consenso entre los distintos grupos legislativos.
Como se presenta la situación actual, se trata de un reto mayúsculo, para el coordinador del grupo legislativo del PAN, el diputado Sergio Hernández Hernández quien tendrá que dar muestras en principio de un liderazgo de su bancada y luego de su capacidad de convencimiento y diálogo con el resto de los coordinadores de los otros grupos de diputados y diputadas, para que finalmente se presente el dictamen de la Comisión de Hacienda y pueda ser discutido y aprobado en el pleno.
Este martes, hubo ya un intento fallido, porque, aunque originalmente se había dicho que el tema de la reestructuración de la deuda del estado de Veracruz sería el principal, dentro de la orden del día, de la sesión extraordinaria del Congreso, finalmente, se tuvo que dar marcha atrás y retirarlo de los puntos a tratar, para volver a presentarlo en una próxima ocasión.
De antemano, la bancada en pleno de diputados y diputadas de MORENA anunció que votarán en contra del dictamen de decreto de reestructuración, por considerar que generará un endeudamiento mayor y que en las condiciones en que se presenta significa dar un cheque en blanco al Ejecutivo para que pueda contratar y renegociar cuantas veces quiera créditos y reestructurar la deuda.
Por la trascendencia del tema, que significa prácticamente el poder darles una oxigenación a las finanzas estatales, para poder continuar con la operatividad a las diferentes dependencias, el lograr la aprobación del dictamen por los y las diputadas del Congreso, representa un gran reto para el presidente de la Junta de Coordinación Política, el diputado Sergio Hernández Hernández.
 El otro tema que habrá de ser controversial es el de la llamada reestructuración del transporte público en todas sus modalidades, que también tiene muchos puntos que habrán de originar polémicas de todos los grupos involucrados.
De hecho, ya desde la semana pasada se han estado presentando en el Congreso del Estado, distintos sindicatos y agrupaciones de taxistas y transportistas, para dar a conocer sus puntos de vista, que tendrían que ser incluidos en la iniciativa, pero habrá que esperar a conocer los términos en que finalmente se presenta el dictamen, que seguramente habrá de dar mucho de que comentar.
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.
En Twitter: @bitacoraveracru


No hay comentarios:

Publicar un comentario