viernes, 7 de octubre de 2016

El gasto en Comunicación Social

Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez
Comentábamos hace unos días, en esta misma Bitácora Política, la mala administración de los recursos por parte de la federación, en materia de Comunicación Social, que no obstante los millones de pesos que se gastan a través de las diversas dependencias y secretarías de estado, cada vez es mayor el nivel de descontento entre la población en general.
Las encuestas de opinión sobre la administración del Presidente Enrique Peña Nieto van en picada cada día.
Pareciera como si proporcionalmente al aumento en el gasto de Comunicación Social a nivel federal, va en aumento también las críticas hacia Enrique Peña Nieto, sobre todo en las redes sociales, en donde como ya apuntamos, tan solo hasta el primero de septiembre de este año, se han difundido alrededor de 82 millones de críticas, memes y toda clase de sátiras hacia el Ejecutivo federal.
Uno de los lectores de Bitácora Política, nos hizo llegar un archivo electrónico, de un informe de la Secretaría de la Función Pública, en donde se dan a conocer los gastos de Comunicación Social del gobierno federal, a través de la denominada “Partida 33605” Información en medios masivos derivada de la operación y administración de las dependencias y entidades.
Resulta, que para tener idea del gasto millonario que se hace -mal invertido por cierto- en medios masivos, tan solo en los primeros siete meses de este año, de enero a julio, el gobierno federal a través de sus distintas dependencias, gastó $783,016,538.75.
Más de setecientos ochenta y tres millones de pesos, en tan solo siete meses, lo que equivale a gastar más de cien millones de pesos al mes, más de tres millones de pesos al día.
Como suele suceder, no son todas las que están ni son todas las que son, porque hay algunas dependencias que no figuran en la lista de gastos de Comunicación Social, pero también aparecen algunas que se supone no deberían de tener que gastar.
Llama la atención, el criterio discrecional con el que se asignan esas partidas presupuestales, pues, aunque figuran diarios que se editan en la Ciudad de México, también hay revistas y “empresas” de comunicación de provincia, algunas que no son ni siquiera conocidas.
Tampoco se conoce cuál es el criterio que se sigue para decidir en qué estado se debe de publicar algún comunicado, mucho menos para decidir en qué medios.
Pero resulta interesante el análisis en detalle por dependencias federales, lo cual habremos de hacer e próximas entregas de Bitácora Política, para tratar de transparentar el gasto de Comunicación Social de la federación a través de sus dependencias y delegaciones estatales.
Pancho López el filósofo del pueblo, comenta que a estas alturas del sexenio la pregunta no es a cuánto asciende el monto de la deuda multimillonaria en miles de pesos, sino lo que hay que tratar de aclarar es en donde quedó todo ese dinero, hacia donde se fue.

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.
En Twitter: @bitacoraveracru  
Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es
Correo: cristiani54@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario