miércoles, 14 de septiembre de 2016

Hay del Grito a los gritos de Independencia

Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez
A lo largo de la historia de nuestro país, la ceremonia del llamado Grito de Independencia, ha sido objeto de cambios y modificaciones, de acuerdo al Presidente de la República que se encuentre en el poder.
De tal manera, que lo que se grita desde el zócalo en la Ciudad de México, las capitales de los estados y en las cabeceras municipales en todo el país, no tiene nada del grito original que proclamara Miguel Hidalgo y Costilla en Dolores Hidalgo.
Por principio de cuentas, no fue la noche del 15 de septiembre, como se festeja en la actualidad, sino la mañana del 16, cuando el cura lanzó la proclama con la que dio inicio el movimiento de independencia de España.
Lo que pasó es que según afirman los historiadores, en tiempos del Presidente Porfirio Díaz, la celebración de su cumpleaños era el 15 y para celebrar como es tradición, con una cena en palacio nacional, pues sencillamente adelantó el festejo y dejó la realización del desfile para el día siguiente.
Cada Presidente de la República en turno, ha dado entonces el grito a su peculiar estilo y entender, unos nombran a los iniciadores de la Independencia y otros se siguen hasta el movimiento de revolución.
No existe tampoco un registro, de las palabras originales con las que el cura de Dolores, proclamó la Independencia de nuestro país.
Existe varias versiones de los estudiosos de la historia en esos tiempos que dieron su frase del famoso grito:
– “¡Viva nuestra madre santísima de Guadalupe”, ¡Viva Fernando VII y muera el mal gobierno!”
Manuel Abad y Queipo
– “¡Viva la América”, ¡viva Fernando VII!, ¡viva la religión y mueran los gachupines!”
Diego de Bringas
– “Viva la religión católica! ¡Viva Fernando VII!, ¡viva la patria y reine por siempre en este continente americano nuestra sagrada patrona la santísima Virgen de Guadalupe!, ¡muera el mal gobierno!”
Anónimo (1810) recopilado por Ernesto Lemoine Villicaña
– “¡Viva Fernando VII!, ¡viva América!, ¡viva la religión y muera el mal gobierno!”
Juan Aldama (1811)
–”¡Viva Fernando VII y la Virgen de Guadalupe!”
Servando Teresa de Mier (1813)
–”¡Viva la religión!, ¡viva nuestra madre santísima de Guadalupe!, ¡viva Fernando VII!, ¡viva la América y muera el mal gobierno!” A lo que el pueblo respondió: “¡Viva la Virgen de Guadalupe y mueran los gachupines!”
Así las cosas, seguramente que si hoy en día, algunos de los funcionarios encargados de proclamar el grito lo retomasen con la frase: ¡Muera el mal gobierno! ¡Muera la corrupción! ¡NO a la violencia!, seguramente habría de recibir una respuesta positiva del pueblo, que por su parte, también ha cambiado su respuesta, pero esa es otra historia.
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.
En Twitter: @bitacoraveracru  
Página web: http://miguelangelcristiani.wix.com/news-blog-es
Correo: cristiani54@hotmail.com


No hay comentarios:

Publicar un comentario