martes, 23 de agosto de 2016

El Armadillo y los diputados locales

Por Miguel Angel Cristiani Gonzalez
Ahora que el diputado local por el distrito de Perote, Juan Manuel Velázquez Yunes acaba de presentar una iniciativa de reforma a la Ley Número 53, para la creación de una Comisión de Comercialización de Productos Agrícolas en el estado de Veracruz, es el momento oportuno para que también se revisen las condiciones en que fue otorgado a una empresa China -Foton- las instalaciones del Centro de Desarrollo Agropecuario Siglo XXI, mejor conocido como “El Armadillo”, que se localiza en la carretera Xalapa Veracruz.
Precisamente el motivo por el cual fue construido El Armadillo durante la administración del gobernador Miguel Alemán Velasco fue el de que los productores agrícolas de la región, tuvieran un lugar en donde concentrar sus cosechas -una especie de central de abastos- para que pudieran obtener mejores condiciones y precios para sus mercancías.
Lamentablemente el Armadillo, nunca entró en operaciones, porque ya era el final de la administración de Miguel Alemán y en la siguiente, Fidel Herrera Beltrán solicitó a la Legislatura del Estado, que fuera entregado a la empresa Foton de origen Chino, que se supone iba a producir tractores a bajo costo y que con ello igualmente se beneficiaría a los hombres del campo.
Aunque los diputados de mayoría priista en el Congreso del Estado aprobaron otorgar el agrocentro a título gratuito, los de oposición aseguraron que en realidad fue vendido en 200 millones de pesos.
Ya han transcurrido más de seis años, está a punto de concluir la administración de Javier Duarte de Ochoa, pero El Armadillo sigue ahí parado, enconchado, sin que cumpla con el propósito con el que primero fue construido y luego entregado a empresarios extranjeros.
Por eso es conveniente que ahora que el diputado Juan Manuel Velázquez Yunes presentó una iniciativa con proyecto de decreto, para crear una Comisión de Comercialización, cuya función esencial es “promover y vigilar que los productos agrícolas y quienes adquieran sus cosechas, en los momentos oportunos convencionalmente, fijen un precio de garantía, condiciones y forma de compra, que mejoraren los ingresos y el nivel de vida de los campesinos y propiciar el desenvolvimiento económico del Estado” se podría aprovechar para revocar el acuerdo mediante el cual se entregó a los chinos el tristemente célebre Armadillo.
Seguramente que las diputadas que se adhirieron a la iniciativa del legislador por Perote, Octavia Ortega Arteaga, Jaqueline García Hernández, Minerva Salcedo Vaca, Gabriela Arango Gibb, María Belén Fernández del Puerto, Corintia Cruz Oregón y Gladys Merlín Castro, así como los legisladores Heber Alan Carballo Salazar, Leandro Rafael García Bringas, Tonatiuh Pola Estrada, Carlos Ernesto Hernández Hernández, Adolfo Ramírez Arana, Alfredo Gándara Andrade, Antonino Baxzi Mata, José Ramón Gutiérrez de Velazco, Octavio Pérez Garay, Ciro Gonzalo Félix Porras, Edgar Díaz Fuentes, Manuel Gudiño Rendón e Ignacio Valencia, más otros tantos, se sumarán a la idea de que si no es utilizado El Armadillo para los propósitos con que fue entregado, sea devuelto al Gobierno del Estado, para que forme parte de las instalaciones de la nueva comisión de Comercialización de Productos Agrícolas.
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.
En Twitter: @bitacoraveracru  

Correo: cristiani54@hotmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario