viernes, 9 de octubre de 2015

El desalojo de manifestantes en Xalapa


Por Miguel Angel Cristiani Glez.

Qué bueno que finalmente, las autoridades del gobierno del estado al parecer han decidido actuar como lo debieron de hacer desde hace mucho tiempo en la capital de los veracruzanos, al impedir que un grupo pequeño de ciudadanos, con el pretexto de manifestarse por cualquier causa, bloque el tránsito por la calle de Enríquez y con ello trastorne todo el tráfico vehicular en el primer cuadro.
Quienes vivimos en Xalapa o quienes tienen que venir a realizar algún trámite desde cualquier parte del estado, no hay día –de lunes a viernes- en que no se encuentre con algún grupito de cualquier denominación, que se le ocurre venirse a plantar y cerrar el tráfico en la calle Enríquez, para llamar la atención de las autoridades y que bajen de palacio de gobierno a “dialogar” con sus “líderes”.
Lamentablemente el caminito ya es conocido, para todos los que quieren “negociar” algún asunto de cualquier tipo, llegan a la plaza Lerdo, se instalan y luego se bajan a la calle para impedir el paso de los vehículos.
Pero por fin, este jueves en la noche, luego de que habían estado bloqueando el paso por más de diez horas, el gobierno del estado a través de la Subsecretaría de Gobierno y la Secretaría de Seguridad Pública realizaron un operativo para replegar, de manera pacífica, a un grupo de taxistas que se habían apoderado de la vialidad.
La Alianza de Taxistas Macuiltépetl de Xalapa se habían negado a dialogar con las autoridades, pero además pretendían seguir con el plantón, manteniendo bloqueada la vialidad, por lo que finalmente, se solicitó el apoyo de la fuerza pública para quitarlos y hacer que despejaran la avenida.
Simplemente se les replegó hacia la explanada de la Plaza Lerdo, para que desde ahí, sin afectar a la circulación del centro de la capital, pudieran hacer toda la protesta que quisieran.
Esa medida, de no permitir el bloqueo de la circulación de vehículos, que afectan a toda la ciudad capital, debió de haber sido aplicada desde hace ya mucho tiempo, pues no es posible, que cada vez que a algún “líder” de colonos, campesinos, estudiantes, desempleados, o cualquier membrete que se le ocurra venir a protestar, cierre el tránsito en el centro, pero afectando a toda la urbe.
Que quede bien claro, no estamos en contra de que quien así lo desee pueda venir a Xalapa y manifestarse frente a palacio de gobierno, de la manera que más le convenga, lo que es reprobable es que para hacerlo, se atraviesen muchas veces en una fila humana porque son unos cuantos, para impedir el tránsito de los xalapeños.
Lo mismo que van a gritar, decir o hacer debajo de la banqueta, lo pueden hacer libremente en la explanada de la Plaza Lerdo.
Porque al cerrar el libre tránsito de los vehículos por la avenida Enríquez, se está afectando el derecho no de unos cuantos, sino de todos los que quieren pasar por ese lugar y que al no poder hacerlo, trastornan y se vuelve todo un caos que afecta no solo a los conductores de vehículos, sino también al comercio y a la ciudadanía en general que tiene que trasladarse de un sitio a otro, dando vueltas y haciendo un recorrido más largo.
Hay que respetar el derecho ciudadano a manifestarse –por la causa o motivo que quiera hacerlo- pero lo que no se vale es afectar el derecho de las mayorías al libre tránsito de las personas. Los derechos particulares terminan, donde empiezan los de las mayarías.
Recuerda el filósofo del pueblo Pancho López: que el impuesto del dos por ciento a la nómina, fue creado en la administración del gobernador Miguel Alemán para obtener recursos millonarios destinados a la promoción y publicidad del turismo hacia la entidad, ahora que se cambió su propósito, con qué presupuesto se habrá de cumplir con ese objetivo.
Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx
Estamos en Twitter como: @bitacoraveracru   

También búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario