lunes, 5 de octubre de 2015

De Derechos Humanos y otras cosas


Por Miguel Angel Cristiani Glez.
Muy oportuno resultó la presentación del Programa Estatal de Derechos Humanos la mañana de este lunes, en el patio central de palacio de gobierno, en la reunión encabezada por el gobernador Javier Duarte de Ochoa, por varias razones, luego de la visita apenas la semana pasada de la Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos, que hiciera algunas observaciones generales, entre ellas la necesidad de avanzar en la creación de planes y programas concretos.

Con el documento que fue presentado este inicio de semana, el estado de Veracruz se ubica dentro de las primeras cinco entidades a nivel nacional en contar con un Programa Estatal de Derechos humanos.

El ejecutivo estatal al hacer la presentación del Programa Estatal de Derechos Humanos aseguró que “Se trata de un instrumento legal de avanzada que protege y promueve el goce efectivo de los derechos de la persona, que brinda certidumbre y dignifica la vida de quienes se encuentran en nuestra entidad”.
En su discurso, Duarte de Ochoa aseguró ante representantes de asociaciones civiles, organismos no gubernamentales, académicos y defensores de los derechos humanos, que en su administración se ha reconocido la perspectiva de género, la igualdad a través de nuestros programas educativos, el respeto por las distintas culturas que integran nuestra sociedad, la no discriminación, la libertad de pensamiento y la libertad de expresión.

Hay que recordar que apenas la semana pasada estuvo de visita en nuestra entidad la delegación de la Comisión Interamericana de Derechos humanos, que posteriormente hizo algunos comentarios y observaciones, se refirió precisamente a la carencia de esos programas estatales.

“Sin perjuicio de los avances señalados en materia de protocolos, códigos y leyes, la respuesta estatal enfrenta insuficiencias y obstáculos en su implementación. La CIDH constató una profunda brecha entre el andamiaje legislativo y judicial, y la realidad cotidiana que viven millones de personas en el país. Una y otra vez, en todo el país, la CIDH escuchó de las víctimas que la procuración de justicia es una “simulación”.

La militarización de la seguridad ciudadana, atribuyendo a las fuerzas armadas roles que corresponden a las fuerzas policiales civiles, así como una política de confrontación contra el crimen organizado y el despliegue de operativos conjuntos entre las fuerzas armadas y las instituciones de seguridad estatales y municipales en distintas partes del país, ha resultado en un incremento de la violencia y de las violaciones a los derechos humanos, así como en mayores niveles de impunidad. La CIDH considera indispensable que el Gobierno federal presente un plan concreto y por escrito sobre el retiro gradual de estas tareas, que por su naturaleza corresponden a la policía civil”.

Por lo anterior es que decimos que fue muy oportuna la presentación del Programa Estatal de Derechos Humanos para el estado de Veracruz, en el que se vino trabajando desde hace ya varios meses, con la participación de autoridades, estatales y federales, asociaciones y organismos de derechos humanos, que expusieron sus propuestas en foros públicos.

La encargada de explicar todo el arduo trabajo realizado fue la Dra. Namiko Matzumoto Benítez, en su calidad de Coordinadora del Programa de Derechos Humanos de la Facultad de Derechos Humanos de la Universidad Veracruzana, aunque también como es bien sabido es la Secretaria Ejecutiva de la Comisión Estatal de Atención a Periodistas. Aunque algunos reporteros comentaran que al parecer ya estaría duplicando sueldos como funcionaria universitaria y de la comisión de atención a periodistas.

Comenta Pancho López el filósofo del pueblo: tremendo susto se llevó un bolero que estaba apenas poniendo su puesto, cuando sobre la calle Enríquez, se detuvo un convoy de cuatro camionetas, dos de ellas con vidrios polarizados, de las que empezaron a descender policías con armas, que empezaron a rodearlo, sin que supiera el motivo, estaba a punto de salir corriendo, cuando de uno de los vehículos bajó un hombre pulcramente trajeado, - que acababa de estar en el presídium de la presentación del Programa Estatal de Derechos Humanos- que se dirigió a él, para interrogarlo, si podía bolearle los zapatos. ¡Hágame usted el regalado favor¡ al pobre bolero por poco y le da azúcar del susto. Pero en fin, así son cosas del pinche poder.

Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx   
Estamos en Twitter como: @bitacoraveracru   
También búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.


No hay comentarios:

Publicar un comentario