viernes, 14 de agosto de 2015

Justificar lo injustificable


Por Miguel Angel Cristiani Glez.

Terminó este jueves el plazo que tiene el ORFIS para entregar los resultados de los recursos de reconsideración que interpusieron 21 entes, que recibieron observaciones por el manejo de la cuenta pública, correspondiente al año 2013, quienes tienen que justificar un daño patrimonial por 453 millones 797 mil 572 pesos.

El siguiente paso a seguir es el que la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado que encabeza el diputado Francisco Garrido Sánchez presente las denuncias correspondientes ante la Fiscalía de Justicia del estado para que se proceda a detener a los responsables.

Hay que destacar el hecho, de que las observaciones a la cuenta pública de ayuntamientos y organismos públicos corresponden al año 2013 y dos años después, en agosto del 2015 todavía es la hora que no se procede penalmente contra los responsables del desvío de recursos públicos millonarios.

Eso se debe en gran parte, a las leyes, normas y reglamentos que se tienen que aplicar para supervisar el correcto manejo de los recursos y presupuestos de que disponen algunas autoridades.

Pero lo lento y tardado de la aplicación de la justicia, nos demuestra que tal parece que lo que se trata de de proteger a quienes comenten irregularidades en el correcto uso de los presupuestos.

Se supone que con las modificaciones recientes a la ley, ahora se podrán practicar auditorias en cualquier momento, no esperar uno o dos años, para que se puedan aclarar las cuentas de los recursos públicos.

No es justificable, el que se tengan que dar tantos plazos y oportunidades a los funcionarios responsables del manejo de los presupuestos.

Si las cuentas están en orden y correctamente aplicadas, no se debería de dar tantos tiempos y oportunidades para “justificar” y “reconsiderar” lo que al final de cuentas es injustificable, el desvío y el mal manejo de los dineros.

En total fueron 21 los entes –municipios y el túnel sumergido en Coatzacoalcos- quienes presentaron el recurso de reconsideración: Ixhuatlán del Sureste, Chiconamel, Cosautlán de Carvajal, Tempoal, Xico, Mecatlán, Hueyapan de Ocampo, Moloacán, Zentla, Alvarado, Tlilapan, Tlalixcoyan, Acultzingo, Castillo de Teayo, Vega de Alatorre, Altotonga, Yanga, Cerro Azul, Tezonapa, José Azueta y el Fideicomiso Túnel Sumergido.

Quienes de plano ya ni promovieron recursos fueron los municipios de Lerdo de Tejada, Tlacojalpan y Pajapan.

El hecho de que se les brinden tantas oportunidades a los ayuntamientos y organismos públicos que manejan recursos públicos, para maquillar y pretender aclarar las cuentas, a quienes al final de un largo proceso, puedan actuar impunemente, es lo que origina que se sigan cometiendo esas irregularidades.

Las cuentas y los números son exactos, dos más dos son cuatro y no pueden ser uno.

Si existen irregularidades y malos manejos, detectados con oportunidad, de igual forma se debe de proceder a castigar el daño y no esperar a que transcurran plazos y más plazos, cuando como ocurre ahora, los que estaban como funcionarios ya no están.

En el manejo de los recursos públicos y presupuestos, no se puede permitir la impunidad.

Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx     
Estamos en Twitter como: @bitacoraveracru   

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario