jueves, 20 de agosto de 2015

Fue por lana y salió trasquilada

Por Miguel Angel Cristiani Glez.
Diversas reacciones, que van desde el asombro a la incredulidad, provocó entre la comunidad universitaria la ocurrencia de la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Deifilia Ladrón de Guevara de invitar a un desayuno en el museo de antropología de Xalapa, a los diputados federales electos Cuitláhuac García Jiménez, Erick Lagos Hernández, José Luis Sáenz Soto y Miguel Ángel Yunes Linares, para pedirles apoyo para lograr mayores presupuestos para la UV.
Nuevamente, la última vez fue ante el ataque que sufrieron estudiantes de la Unidad de Humanidades en su domicilio que salió después de varios días a demandar justicia, ahora la rectora en su calidad de primera autoridad universitaria de la máxima casa de estudios en Veracruz, tuvo la “ingeniosidad” de invitar a un desayuno en las instalaciones a los diputados federales.
Con ello demuestra que no tiene la experiencia ni la capacidad necesaria para ser la representante de la comunidad universitaria más importante en la entidad.
Porque definitivamente, no es lo mismo ser la directora del museo de antropología de Xalapa el MAX, a ser la cabeza y líder de una comunidad tan grande, heterogénea y compleja.
Acaso ninguno de sus colaboradores le advirtió que invitar al diputado panista Miguel Angel Yunes Linares sería aprovechado –como en efecto lo hizo inmediatamente- para golpear al gobierno del estado haciendo declaraciones sobre los mismos datos que –inocentemente- le dio la rectora sobre un adeudo por parte de la secretaría de Finanzas y Planeación por mil 800 millones de pesos.
Será que la rectora de la Universidad Veracruzana Sara Deifilia Ladrón de Guevara ignora que el político enemigo opositor número uno del gobierno del estado es el ahora diputado federal electo Miguel Angel Yunes Linares.
No está enterada de todas las veces que el político choleño ha despotricado en contra del gobernador en turno, en este caso Javier Duarte de Ochoa.
Será que en verdad piensa la rectora que Miguel Angel Yunes Linares le va a resolver el grave problema presupuestal que enfrenta y que por lo visto y hecho, se nota que ya no sabe a qué santo encomendarse para resolverlo.
Pero algo seguro es que Miguel Angel Yunes Linares, aunque tiene nombre de santo, no será quien le envíe los millones de pesos que está pidiendo.
Pero además, el hecho de buscar alianzas y pactos, con los políticos de oposición al gobierno que encabeza Javier Duarte de Ochoa, revelan un grave acto de ingratitud.
A menos que la antropóloga Sara Deifilia Ladrón de Guevara piense ilusamente que fue elegida –como lo establece la ley- por los integrantes de la Junta de de Gobierno, sin el visto bueno del ejecutivo estatal Javier Duarte de Ochoa.
Porque si ahora está convocando a los diputados de oposición veracruzanos para que la apoyen en la solución de los problemas presupuestales que tiene que enfrentar, como que no es el camino más acertado y por el contrario tendrá que despertar el enojo de quienes no están de acuerdo con ese tipo de confabulaciones.
Opina el filósofo del pueblo Pancho López: que habrá que esperar las consecuencias de la reunión desayuno de la rectora de la UV con los diputados federales, si le solucionan el problema como pretende o se le indigesta lo comido.
Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx
Estamos en Twitter como: @bitacoraveracru

Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario