miércoles, 15 de julio de 2015

La candidatura a gobernador de Gerardo Buganza


Por Miguel Angel Cristiani Glez.

“Ya éramos muchos y a la abuela se le ocurrió parir” es una expresión de mi pueblo, que se utiliza cuando existe una situación difícil y que lejos de resolverse se complica y esto tiene aplicación al auto destape del Secretario de Gobierno del Estado de Veracruz, Gerardo Buganza Salmerón quien decidió anunciar a través de las redes sociales, sus aspiraciones a la mini gubernatura de dos años.

En realidad, el hecho de que Gerardo Buganza Salmerón quiera ser gobernador no es noticia nueva, más bien, como diría el maestro Rubén Blades es noticia de ayer, que hoy ya nadie procura leer.
Hay que recordar que Gerardo Buganza Salmerón figuró como candidato por el Partido Acción Nacional cuando Fidel Herrera Beltrán ganó la gubernatura.

Sus aspiraciones a la candidatura a gobernador, cuando Javier Duarte de Ochoa fue ganador, le valió el poder negociar la posición de Secretario de Gobierno, en donde actualmente despacha.
Pero todo parece indicar que al señor titular de la Secretaría de Gobierno ya le pegó lo que bien podría llamarse el síndrome del secretario de gobierno –a quien se le suele llamar como "el responsable de la política interna del estado"- por lo que de tanto recibir quejas y demandas de todos los sectores sociales, que a diario vienen a ocupar la plaza Lerdo de las lamentaciones, que en verdad es un súper funcionario que puede resolver todos los problemas.

Ese síndrome de Secretario de Gobierno, es el mismo que en su momento afectó a Manuel Carbonel de la Hoz, quien tuvo que ser parado en seco por el Secretario de Gobernación, don Jesús Reyes Heroles, quien en una entrevista a ocho columnas en el Excélsior de don Julio Scherer García declaró:”Yo como veracruzano no he votado por él” y eso fue suficiente para enviarlo a la congeladora política junto con sus aspiraciones.

Pero como bien dicen en mis terruños: "nadie escarmienta en cabeza ajena".
Más adelante, otro flamante Secretario de Gobierno del Estado de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares sintió que era el mejor veracruzano para dirigir los destinos de la entidad, por ello renunció a su cargo, para ir a tomar posesión de la dirigencia estatal del partido revolucionario institucional, desde donde –supuestamente-  habría de salir para ser candidato a gobernador.

La historia es bien conocida, como presidente del PRI estatal de Miguel Ángel Yunes Linares recibió la peor derrota electoral en la historia de ese instituto político, por lo que hasta ahí llegaron también sus aspiraciones como candidato a gobernador por el revolucionario institucional.

Ahora el ex panista, funcionario de un gobierno priista, Gerardo Buganza Salmerón anuncia sus aspiraciones a contender como candidato independiente, sabedor de que no será candidato del PRI ni del PAN.

Aunque en el fondo, es posible que también sepa, que en esta tercera ocasión, no habrá de resultar vencedor, pero en su momento oportuno, cuando ya esté definido cuál de todos los aspirantes candidatos a la gubernatura será el ganador, le permita “ser convencido” como ya lo ha sido en otras ocasiones, para unirse y subirse al carro de la revolución.

Opina Pancho López el filósofo del pueblo que:

Por principios de cuentas, si Gerardo Buganza Salmerón ya decidió presentarse como candidato independiente, lo primero que debería de hacer luego de anunciar sus intenciones, es renunciar al cargo público que ahora ostenta, desde donde puede seguir manejando recursos millonarios y otros más, como por ejemplo los escritos de peticiones en hojas firmadas –que es un requisito para presentarse como “candidato independiente”- de las que en la Secretaría de Gobierno se tienen por montones.

Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx   
Estamos en Twitter como: @bitacoraveracru   

También búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario