viernes, 19 de junio de 2015

Quitar el fuero a funcionarios delincuentes


Por Miguel Angel Cristiani Glez.

Es bien sabido y reconocido que la función del llamado Poder Legislativo es básicamente la de levantar el dedo para aprobar las iniciativas de ley que les envía a los diputados el titular del Poder Ejecutivo.

Incluso se ha llegado a decir que el gobernador en turno es el gran legislador, porque todas las iniciativas, propuestas y decretos que presenta, automáticamente serán tratadas y aprobadas por los señores y señoras diputados del Congreso Local.

Esa es la mejor justificación que tienen los diputados de oposición para no presentar propuestas de creación o modificación de las leyes y reglamentos en vigor.

Por ello resulta interesante, el hecho de que el diputado Jesús Vázquez González haya –cuando menos- subido a la tribuna para hacer un pronunciamiento para eliminar el llamado “fuero constitucional” de que gozan algunos funcionarios públicos, gobernadores, presidentes municipales  y diputados, para no ser detenidos en ejercicio de sus funciones.

Pero lo que debería de ser un elemento para la defensa de los funcionarios, se ha convertido con el paso del tiempo, en un escudo que les protege de poder cometer toda clase de actos de corrupción y transgresión de la ley, porque piensan que nada les pasará.

Nada más, para no ir muy lejos, los tres casos de presidentes municipales, el de Medellín, el de Fortín –sin flores- y el de Coatepec, son los mejores ejemplos de que el llamado fuero constitucional, para lo único que sirve es para que quienes cometen algún delito, puedan huir sin ser castigados.
Si bien es cierto que el fuero se refiere a la inmunidad que se supone deben de tener los diputados y senadores para poder expresar libremente sus ideas, lo cierto es que el fuero a nivel municipal, se ha convertido como un sinónimo de impunidad, que permite a los funcionarios delincuentes actuar con toda libertad.

Si la ley y sus “bondades” obliga a que el trámite de desafuero, como el que se está haciendo en estos momentos al todavía alcalde de licencia del municipio de Coatepec, Roberto Pérez sea lento y tardado, que lleve más de mes y días para poder dar resolución, es necesario cambiar la ley como lo propone el diputado Jesús Vázquez González.

No se justifica de ninguna manera el que existan tantas facilidades para quienes ya vienen señalados como posibles delincuentes en un proceso judicial, porque finalmente los diputados no son jueces, para poder decidir la culpabilidad o inocencia de algún alcalde.

Entonces si la figura del fuero constitucional para los presidentes municipales, para lo único que sirve es para que puedan ser advertidos de que deben ampararse y en el peor de los casos salir huyendo, no tiene ninguna razón de ser esa normatividad.

Se supone que los diputados deben de legislar para proteger los intereses de la ciudadanía, en contra de actos de prepotencia y corrupción, no para proteger y salvar de la acción de la justicia a delincuentes y criminales, que son los que aprovechan del fuero constitucional.

Si en algún momento de la historia de nuestro país, se tuvieron razones justificadas para otorgar el fuero a determinados funcionarios, los hechos hoy en día, obligan a que se les retire esa protección, que forma parte del escudo para los corruptos y criminales.

Pero como lamentablemente el pronunciamiento en contra del fuero constitucional a los alcaldes no procede de una iniciativa del Poder Ejecutivo, seguramente que pasará a dormir los sueños de justos y no será dictaminada y menos aprobada.

Bien dice el filósofo del pueblo Pancho López

Por eso estamos como estamos, cuando las leyes y quienes se encargan de legislar, protegen a los delincuentes, en lugar de sancionarlos.

Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx  
Estamos en Twitter como: @bitacoraveracru   
También búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.


No hay comentarios:

Publicar un comentario