jueves, 4 de junio de 2015

La desaparición de joyas arqueológicas


Por Miguel Angel Cristiani Glez.

Como dice la canción, a dónde irán las golondrinas que de aquí se van, habría que decir a donde van a parar las piezas arqueológicas que de distintas partes del estado son descubiertas y que supuestamente están en poder del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

En numerosas ocasiones se han localizado sitios arqueológicos que contienen un buen número de piezas de las culturas originales, se presentan supuestos investigadores del INAH que recogen las piezas y se las llevan sin que se vuelva a saber nada de ellas.

Nos tocó ser testigos cuando se iniciaron las obras de la autopista México Tuxpan, se encontraron varios montículos con entierros prehispánicos, con ricas ofrendas y piezas arqueológicas.

Se presentaron los “investigadores” del INAH y pararon la obra durante una semana, para poder escarbar y llevarse todas las piezas que ahí se descubrieron.
Hasta rentaron una casa en Tuxpan, para almacenar en cajas de cartón todo lo que se recabó.

Pero hasta la fecha, nunca más se volvió a hablar ni saber nada del asunto.
Lo anterior viene a colación ahora que el periódico Reforma publica una nota en la que se asegura que entre los años 2006 y 2014, la PGR aseguró un millar de piezas arqueológicas en posesión ilegal de distintas personas, incluso organizaciones criminales. Sin embargo, se desconocía el paradero de más de 700, puesto que el INAH, su depositario legal, afirmaba que no estaban bajo su resguardo.

La Procuraduría insiste que entregó los objetos al Instituto.

De acuerdo con un nuevo documento que la dependencia hizo llegar a REFORMA, y que difiere de información anteriormente entregada vía transparencia, de las 979 piezas aseguradas en ese periodo, 35 fueron destruidas por resultar apócrifas, 16 se encuentran en el extranjero en espera de repatriación y las demás fueron entregadas a los Centros INAH de nueve entidades federativas.

Los centros enlistados, según la fiscalía, son los del Distrito Federal, San Luis Potosí, Campeche, Colima, Estado de México, Morelos, Puebla, Sonora y Veracruz, además del Museo Nacional de Antropología (MNA).

No obstante, no se aclara por qué el INAH reporta en una respuesta de transparencia que no recibió ninguna pieza y que no tiene registro alguno de aseguramientos, esto entre los años 2006 y 2009.

Restando las piezas falsas y las que no han llegado al País, se sigue desconociendo el paradero de más de 700.

Un ejemplo notorio de las discrepancias lo arroja la averiguación previa AP/PGR/163/ UEIDAPLE/LE/4/2007, cuya conclusión, según la PGR, fue que al MNA se le entregaran 557 piezas arqueológicas.

Esta cifra no había sido indicada por la PGR en la relación de aseguramientos que antes había proporcionado a este medio vía transparencia, y donde ese año, 2007, sólo se reportaba la recuperación de 59 objetos.

De cualquier forma, y de acuerdo a lo estipulado en la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, y el convenio marco entre ambas instituciones, el INAH debió ser notificado ese año sobre aseguramiento alguno. Asimismo, debió registrar la recepción de las más de 500 piezas y, de ahí, al MNA. Nada de eso, sin embargo, sucedió.

En respuesta a una solicitud de información, el Instituto, que no ha atendido a las reiteradas peticiones de información por parte de REFORMA, respondió lo siguiente vía transparencia: "Después de haber realizado una búsqueda exhaustiva en los archivos con los que cuenta esta Unidad Jurídica, durante los años de 2006 a 2009, no se tiene registro de piezas aseguradas por la Procuraduría General de la República".

Producto de la misma información, Antropología reporta que la PGR le entregó únicamente 267 piezas entre los años 2006 y 2014.

El nuevo documento de la PGR muestra falta de precisión en los registros que posee en cuanto a aseguramientos de patrimonio.

En algunos casos, la dependencia no reporta adecuadamente el número de piezas recuperadas.

Eso pasa con la averiguación AP/PGR/DDF/SZC/CAM/2141/2010-04, en la que "10 figurillas, 101 fragmentos, 59 objetos" sólo se contabilizan como 58 piezas.
Otros aseguramientos, como uno realizado en Campeche en 2012, ni siquiera se incluyen en sus registros.

Así las cosas, solo queda cuestionarse “ a donde van a parar todas las piezas que supuestamente recogen investigadores del INAH y que nunca más se vuelve a saber nada de ellas.”

Advierte el filósofo del pueblo Pancho López:
Que pese a los intentos de amedrentar a la población para que no acuda a votar, el robo de boletas, el incendio de oficinas del INE en Xalapa, no tendrán un mayor efecto desalentador, ya que quienes han decidido ya, saldrán a votar y según el pronóstico del tiempo habrá un día con sol.
Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx 
Estamos en Twitter como: @bitacoraveracru   

También búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario