lunes, 29 de junio de 2015

A la cárcel quienes envenenan a los jóvenes con alcohol

Por Miguel Angel Cristiani Glez.

Uno de los grandes problemas sociales que aquejan a la sociedad en general, es el del llamado alcoholismo, que lo mismo afecta a adultos, jóvenes, adolescentes y ahora ya casi hasta los chamacos, por ello es muy importante la iniciativa de reforma de leyes que el gobernador Javier Duarte de Ochoa firmó muy tempranito en palacio de gobierno para lo que se denomina como una Juventud Segura y Libre de Alcohol.

Como es bien sabido, el alcoholismo es un flagelo que pone en riesgo su vida, salud y seguridad; que acaba con anhelos y metas de millones de jóvenes en todo el mundo.

Minutos antes de firmar la iniciativa que fue turnada al Congreso del Estado para su discusión y seguramente aprobación inmediata por tratarse de un asunto de urgente resolución, el mandatario dio a conocer algunas cifras interesantes:
Alrededor del 60% de los accidentes de tránsito mortales, están relacionados con el consumo de alcohol.

Más de 860 mil personas al año han sido víctimas de accidentes de tránsito y han quedado con discapacidad permanente en nuestro país, según datos del INEGI. Más de un millón de lesionados llenan los hospitales del país como consecuencia de estos accidentes.

Es un problema de salud pública que sigue en aumento. México y Veracruz no son ajenos a él.

Los efectos que produce en la juventud son especialmente graves. Afectan de manera determinante en sus relaciones individuales y sociales, causando desintegración familiar y consecuencias negativas en su desarrollo.
Conlleva también a un bajo rendimiento escolar, malos hábitos y conductas peligrosas para la vida comunitaria.

En México, el Instituto Mexicano de la Juventud reporta que la primera causa de muerte entre los jóvenes son los accidentes automovilísticos originados por el consumo y abuso del alcohol.

Pese a que Veracruz ocupa el segundo lugar nacional en reducción de accidentes por alcoholimetría, según el Consejo Nacional para la Prevención de Accidentes (CONAPRA), seguimos registrando graves incidentes.

A través del Operativo alcoholímetro, han salvado la vida de miles de conductores y evitado accidentes trágicos, de manera específica, de jóvenes.
De 2012 a la fecha, se ha certificado que 13 mil 467 jóvenes rebasaron el límite de alcohol permitido. Ello pudo haber sido factor clave para que se evitaran igual número de accidentes, o incluso, muertes.

Lo que muchas veces inicia como un motivo de convivio, lleva eventualmente a estados depresivos, adicción, desórdenes psicológicos y la muerte.

Debido a lo fácil de su adquisición, bajo costo y a la fragilidad de su regulación, se comienza a ingerir bebidas alcohólicas antes de lo permitido por la ley.
Al menos 1 de cada 5 menores consume alcohol antes de llegar a la mayoría de edad. El 30% de los jóvenes que cometen un ilícito son consumidores habituales de este producto.

Todos tenemos que actuar de manera preventiva, y no sólo cuando el daño esté hecho.

La iniciativa que presentó el gobernador, armoniza con el entorno social dos ordenamientos jurídicos: la Ley de Salud y el Código Penal.
Dota de instrumentos legales suficientes para realizar eficazmente las tareas de verificación, vigilancia y regulación.

Entre las medidas que establece, se destacan:

1. Ningún establecimiento podrá realizar el expendio y venta de bebidas alcohólicas sin contar con licencia para hacerlo. Cabe destacar que estas licencias las otorgan los ayuntamientos veracruzanos.

Se establece un horario de cierre de venta de alcohol para todos los establecimientos con licencia de venta de bebidas alcohólicas, hasta las 2:00 AM
Impone sanciones severas en multas, a los establecimientos que vendan alcohol después de esta hora.

2. Se prohíbe la venta de alcohol a menores, en cualquier sitio y sin excepción.

3. Exige que en cada ocasión que se compre alcohol, la persona se identifique como mayor de edad.

4. Fija la revocación de licencia o clausura del establecimiento que venda o proporcione alcohol a menores.

5. Prohíbe inducir o proveer, mediante venta u obsequio, alcohol a menores, independientemente de dónde se realice.

6. Establece la celebración de acuerdos con municipios, para implementar conjuntamente acciones para prevenir el consumo irresponsable de alcohol, tales como no beber en la vía pública, prohibir el acceso de menores a establecimientos específicos donde se vende, promover programas de prevención de accidentes causados por el alcohol, entre otros.
Vamos a firmar convenios de colaboración para supervisar el cumplimiento de la norma, una vez aprobada por el Congreso, para instrumentar el Programa Juventud Segura y Libre de Alcohol. 

7. Se aplicarán, penas privativas de la libertad, a las personas que vendan o provean alcohol a menores de 18 años.

¡Vender o proveer alcohol a menores es un delito que se castiga con la cárcel!
En estas medidas concretas que hoy emprendemos, tendremos Cero Tolerancia ante su incumplimiento.

Habrá Cero Tolerancia para quienes atenten contra la salud, la estabilidad y el desarrollo de nuestros jóvenes.

Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx   
Estamos en Twitter como: @bitacoraveracru   

También búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario