miércoles, 2 de abril de 2014

El Linotipo, pieza de museo en el puerto de Veracruz


Miguel Angel Cristiani G.

Se trata de una auténtica pieza de museo, la que con gran nostalgia, acabamos de descubrir adentro de una vitrina, en el Museo de la Ciudad de Veracruz, se trata de una antigua pero bien conservada máquina de linotipos.

Desde los años 70´ cuando iniciábamos nuestros estudios en la incomparable Facultad de Periodismo de la Universidad Veracruzana, a unas cuantas cuadras, en la esquina de Canal y Zaragoza, visitamos los talleres del diario La Nación, -que fundara y dirigiera el Ing. don Fernando De La Miyar Barrios, padre de la contadora Leonor de la Miyar, editora y directora del semanario Abriendo Brecha- en donde pudimos conocer y aprender el funcionamiento de las enormes máquinas de linotipos.

En la visita obligada a la redacción y talleres del diario La Nación, lo que más llamaba la atención en ese entonces, eran las enormes máquinas con las que se formaban los tipos para las galeras que luego iban a las prensas con las planas de noticias y publicidad.

Pero además, a cada uno de los alumnos, nos entregaban como recuerdo una de las pequeñas placas de metal –plomo- en la que quedaba grabado nuestro nombre.

Con las máquinas de linotipia, el operador, pulsando una tecla de un aparato similar a una máquina de escribir seleccionaba un carácter tipográfico determinado, y automáticamente la matriz o molde de la letra particular quedaba libre y salía de un depósito que se situaba en lo alto de la máquina.

Dicho molde descendía a un centro común, en donde dicha letra, seguida de otras, formaban las palabras y espaciados del texto. Cuando una línea, formada por estas matrices, se completaba, pasaba automáticamente a una caja de fundición, donde entraba metal fundido y formaba un lingote que constituía una línea de caracteres de imprenta.

Hoy las máquinas de linotipo han sido sustituidas en todo el mundo por las modernas y cada vez más potentes máquinas computadoras.

Pero para mi, fue un grato recuerdo nostálgico, de los tiempos que ya pasaron y que no volverán, el volver a encontrarme con una máquina de linotipia, aunque ahora se encuentre convertida en una auténtica “pieza de museo”.


Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx/
Estamos en Twitter: @bitacoraveracru   
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario