miércoles, 19 de marzo de 2014

Cumbre Tajín 2014 y la revelación de lo posible




Por Miguel Angel Cristiani G.

Comienza este jueves el llamado equinoccio de primavera, a las 10:45 horas, en las principales zonas arqueológicas del país, se reunirán miles de personas, como cada año, para aprovechar que el sol se encuentra en el punto más cercano a la tierra, para cargas sus energías con los rayos solares. Pero también es el inicio de la Cumbre Tajín 2014, que durante cuatro días y sus noches, ofrecerá la oportunidad de celebrar lo que ha sido denominado como “La revelación de lo posible”.

En esta ocasión, también se festejan los 15 años del festival, que a lo largo de este tiempo, se ha logrado colocar como el más importante en su género a nivel nacional y ser un atractivo para el turismo internacional.

La sola zona arqueológica de El Tajín, declarada patrimonio universal de la Humanidad por la UNESCO en 1999, ya es en sí un atractivo suficiente, para acudir al festival de la identidad del pueblo totonaca, pero adicionalmente se puede disfrutar el espectáculo de luz y sonido que se presenta todas las noches durante los cuatro días de la celebración.

Pero además se tienen más de cinco mil actividades culturales del pueblo totonaca y de otras partes del país y del extranjero en el parque Takilhsukut, ubicado estratégicamente fuera de la zona arqueológica, en donde se puede conocer, vivir y disfrutar de la cultura totonaca.

El Tajín es un pueblo mágico, desde hace más de seiscientos años, según los estudios realizados por los arqueólogo y antropólogos, era un centro de reunión, es decir –que igual que ocurre ahora- cada determinado tiempo, se reunían en ese ciudad, para realizar celebraciones y ritos.

El Tajín llegó a albergar entre 5 000 y 20 000 habitantes. Su centro urbano estaba conformado por un conjunto monumental de pirámides, 17 juegos de pelota y palacios que ocuparon el 10 por ciento de su superficie. En ese centro urbano se llevaban a cabo grandes rituales y demás acontecimientos colectivos que permitían a la comunidad congregarse y reconocerse a sí misma.

La pieza más representativa de El Tajín, lo es sin lugar a dudas la Pirámide de los Nichos, que forma parte de la cultura de un gran dualismo, con sus 365 nichos, lo que es arriba es abajo, las grecas que se repiten en toda la ciudad y una forma diferentes de apreciar y vivir la naturaleza.

Por lo pronto, mañana comienza la décima quinta edición del Festival Cumbre Tajín es el tiempo de La Revelación de lo Posible, de hacer florecer el don para que de la palabra broten los tonos, los aromas y las texturas de la primavera espiritual que protagonizan los pueblos indígenas, con la civilización Totonaca al frente.

La Revelación de lo Posible también es la confirmación de un relevo generacional: en los niños se encuentra la semilla de la identidad, ellos son el cuerpo y la voz que echarán nuevas raíces, la historia y la memoria que viajan para germinar en nuevos territorios y nuevos tiempos, la conciencia de la naturaleza, el despertar de nuevas miradas vitales.

Cumbre Tajín 2014 es un jardín en el que se revelarán las realidades posibles y se compartirá con el mundo la bondad, la luz, la sabiduría y el arte. Aquí, la cultura Totonaca recibe el equinoccio de primavera para revelarle al mundo los secretos de la permanencia respetuosa del ecosistema.
Ya se escuchan retumbar los tamborcillos y las flautas, que anuncian el comienzo de la Cumbre Tajín 2014, que hará posible, la revelación de lo posible.


Visita nuestro portal de noticias de Veracruz: http://bitacoraveracruz.blogspot.mx/
Estamos en Twitter: @bitacoraveracru   
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario