martes, 22 de mayo de 2012

La mano que autorizó la mina Caballo Blanco


Finalmente el día de hoy, nos encontramos con una buena noticia en los distintos medios de comunicación veracruzanos, se trata de la negativa de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a la empresa canadiense Gold Group y su concesionaria en la entidad Candymin SA de CV, los explotadores de la mina Caballo Blanco en el municipio de Alto Lucero.
Se trata de una negativa esperada por prácticamente todos los sectores veracruzanos, que desde que se conocieron los trabajos del minero proyecto, manifestaron públicamente su descontento, por la serie de consecuencias que traería al deterioro del medio ambiente.
Ahora que la Semarnat ha negado la solicitud de la empresa canadiense para explotar los recursos naturales –mineros- localizados en la costa veracruzana, quedan pendiente muchas interrogantes, sin respuesta hasta la fecha.
Por ejemplo, habría que aclarar cómo es posible, que la empresa canadiense, Gold Group, y su concesionaria en la entidad Candymin SA de CV empezara a trabajar y continuara actividades a lo largo de varios meses, sin tener un permiso o acuerdo con las autoridades responsables de impedir esas operaciones.
Es sabido que el presidente municipal de Alto Lucero, desde hace varias semanas, colocó unos sellos en las puertas de la mina, pero que más tardó en ponerlos, que en ser retirados.
Se supone que la empresa canadiense, Gold Group, y su concesionaria en la entidad Candymin SA de CV estaban realizando solamente trabajos de “exploración” pero en realidad ya estaban realizando perforaciones en el cerro donde se localiza la mina a lo largo y una profundidad de muchos metros, no eran muestras superficiales en el terreno.
No se ha informado, si la empresa tenía algún tipo de permiso o autorización por parte de las autoridades estatales, ya que simplemente se dice que “La negativa se fundamenta en que no fue presentada a la delegación de Semarnat en Veracruz la información requerida mediante oficio SGPARN.03.FS.CUS/0660/12, de fecha 27 de febrero de 2012”, según explicó la dependencia en un comunicado.
Pero por lo pronto, se advierte que “ el cambio de uso de suelo en terrenos forestales sin la autorización correspondiente para el desarrollo de cualquier proyecto es objeto de sanciones, incluso penales, ya que es un delito ambiental de orden federal”.
De acuerdo a lo anterior, se tendría que aplicar sanciones, incluso penales, a los responsables de haber realizado los trabajos de la mina Caballo Blanco sin tener al parecer, los permisos correspondientes.
Finalmente, si como se anuncia el proyecto de solicitud para explotar el proyecto minero Caballo Blanco en Alto Lucero fue rechazado, sería interesante que la empresa –igual que lo hizo Walmart- diera a conocer si realizó pagos a alguna autoridad municipal, estatal o federal, a cambio de que les permitieran iniciar actividades, aunque al parecer no les dieron ningún papelito o permiso por escrito a cambio.
Visita nuestro portal de noticias de Veracruz:    http://bitacoraveracruz.blogspot.com
Estamos en twitter: @bitacoraveracru   
Búscanos en Facebook: Miguel Ángel Cristiani G.

No hay comentarios:

Publicar un comentario