lunes, 27 de junio de 2011

Alcaldes veracruzanos desubicados


Como pareciera que a los alcaldes no hay quien les pare en seco, hay varios que están en plena campaña electoral, incluso saltándose las trancas, pretendiendo destacar más que el mismísimo gobernador del estado y supuestamente el máximo líder de los priistas en la entidad, a quien cuando menos, le deben respeto.

Para no ir muy lejos, aquí en la capital del estado Xalapa, mientras que el gobernador Javier Duarte de Ochoa y su esposa Karime Macías de Duarte organizan, asisten y participan en un evento para promover los valores familiares, la presidente municipal Elizabeth Morales García, les roba espacios noticiosos, saliendo hoy en una “entrevista” que se publica en primera plana del Diario de Xalapa, como nota principal.

La presidente municipal de Xalapa, con su nota y fotografía sale en la parte superior de la primera plana, en tanto que la nota del gobernador Javier Duarte de Ochoa, con su esposa la señora Karime Macías, acompañados por sus hijos Javier y Carolina, son relegados a segundo término en la parte inferior de la página.

Decía el politólogo veracruzano don Jesús Reyes Heroles que “al jefe no se le rebaza nunca y mucho menos se le relega”.

Otro caso singular de alcaldes que más que dedicarse a trabajar en el cargo para el que fueron designados, pareciera que anda en campaña electoral todavía, o buscando nuevos puestos, es el del presidente municipal de Boca del Río, Salvador Manzur, quien pretende convertir a su municipio en la capital del estado.

Pareciera que no hay quien pueda aclararle que no bastan sus buenos deseos, para que Boca del Río se convierta en la capital de los poderes del estado de Veracruz, a menos que precisamente se encuentre trabajando para llegar él a ser el ejecutivo en la capital del estado.

Ahí están sus declaraciones reiteradas en los medios de comunicación:

Primero declaró que Boca del Río se convertiría en la capital del turismo.

Después que sería la capital cultural.

Luego que Boca del Rio sería la capital del empleo.

También que Boca del río se convertiría en la capital de la salud.

Boca del Rio también sería según el alcalde la capital de las obras.

En resumen Boca del Rio, será según su alcalde, la capital de todo.

Nada más le falta declararla capital del estado de Veracruz.

Es obvio que los alcaldes antes mencionados –como muestra un botón- hacen y ocupan esos espacios en medios de comunicación, porque al parecer, no hay quien debiera ubicarlos y recordarles al menos que en política, las formas, son el fondo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario